Propiedades de la Manzana

ManzanasLa manzana es la fruta del manzano y desde el punto de vista nutritivo es una de las frutas más completas y enriquecedoras de la dieta. Las mismas tienen un alto contenido acuoso, lo que las hace hidratantes y refrescantes, tienen un alto poder de saciedad y aportan muchos nutrientes. El aporte calórico de las mismas es moderado , entre 50 y 60 kcal por cada 100 gr de manzana.

El sabor dulce de la misma se debe a su gran contenido en fructosa la cual se asimila con lentitud , ayudando a controlar los niveles de glucosa en sangre, también contando con una menor proporción de glucosa y sacarosa.
Con respecto a las vitaminas, aporta escasa vitamina C y una cantidad considerable de vitamina E brindándole un alto poder antioxidante, lo que hace a las manzanas un alimento especialmente recomendable en dietas de prevención de riesgo cardiovascular, enfermedades degenerativas y cáncer.

Entre otras propiedades contiene fibra , la que ayuda a lograr sensación de saciedad. Dentro de la fibra se destaca la presencia de pectina, fibra soluble que ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre y protege al organismo, ya que favorece la eliminación de metales nocivos como plomo , mercurio y cesio.

Dentro de los minerales destacados se encuentra el potasio, el cual se encarga de la transmisión y generación de impulsos nerviosos, regula la actividad muscular y le confiere propiedades diuréticas en el tratamiento de diversas enfermedades cardiovasculares como en la hipertensión arterial u otras enfermedades relacionadas a la retención de líquidos. Al comer la manzana de forma cruda y con piel, la fibra insoluble presente en la piel de la manzana se encarga de la estimulación de la actividad intestinal.

Otra propiedad de las manzanas es su alto contenido de taninos, los cuales son sustancias con propiedades astringentes y antiinflamatorias. Éstos aparecen al oscurecerse la pulpa de la manzana y la presencia de los mismos se reconoce por la sensación áspera que producen al paladar

Las manzanas pueden ser consumidas de forma cruda o cocina con cáscara o sin ella y pueden ser utilizadas en distintas preparaciones saladas, ensaladas o para postres.

Frutillas ¿qué son y cuáles son sus propiedades?

La frutilla es un fruto compuesto formado por un receptáculo carnoso muy desarrollado por el que se disponen lo que vulgarmente llamamos semillas y que corresponden en realidad a los verdaderos frutos o aquenios.

En la mayoría de los países la frutilla se puede producir durante todo el año, pero los picos de producción ocurren en agosto-septiembre en la zona norte y en noviembre en la zona sur. Su destino es mayoritariamente de consumo interno en fresco aunque en la primavera se producen excedentes que son destinados a la industria.

frutillas

La frutilla se destaca por su bajo contenido en calorías, aporta vitamina C, minerales y bajo contenido en sodio. Contienen además compuestos beneficiosos para la salud como fibra, folatos y antioxidantes entre ellos antocianinas, quercetina y otros compuestos fenólicos, así como también anticancerígenos como el ácido elágico. Con respecto a su sabor, no está asociado al tamaño , sino a la fecha de cosecha. En invierno, o cuando hay menos luz y temperatura, los frutos son menos dulces. Algunas variedades como Yvahé, Guenoa y Camarosa son preferidas por su sabor.

La frutilla es un fruto muy perecible ya que su vida útil no supera los 7 días. Para favorecer su frescura se recomienda cuidar de golpes y daños. Se recomienda colocarlas en un envase rígido y no en bolsas, mantenerlas refrigeradas en heladera sin congelar. En caso de congelar es aconsejable rociarlas con azúcar previamente. Evitar contacto con el aire para prevenir la deshidratación . Lavarlas con abundante agua potable en el momento de consumirlas y no antes.

A la hora de elegirlas preferir frutos rojos en toda su superficie, firmes, que el cáliz o cabito de la fruta presente un aspecto fresco. En lo posible rechazar frutillas de aspecto acuoso, con manchas o podredumbres.

Beneficios y propiedades de la Sandía

Sandía

La Sandía es el producto de la sandiera, una de las frutas de mayor tamaño pudiendo alcanzar los 10 kilos y un diámentro de 30 cm. Constan de una corteza dura, de color verde oscuro con pequeñas bandas de color verde más claro o amarillo y en su parte interna una pulpa de color rojiza con numerosas semillas de color negro.

Al igual que el melón, proviene de la familia de las cucurbitáceas. Se encuentran muchas variedades de la misma , de las cuales en Uruguay encontramos comúnmente en verano las de forma alargada ovoide, con corteza de color verde y bandas de color más claro. La sandía se encuentra madura cuando las bandas recientemente nombradas se encuentran de color amarillo cremoso. Para elegirlas hay que tener en cuenta que al golpearse si suena hueco, se encuentra en condiciones de madurez, de lo contrario resultará insípida.

La sandía se caracteriza por su elevado contenido acuoso el cual llega aproximadamente a un 95 % , lo que la hace muy refrescante e hidratante, ayuda a calmar la sed y aporta sensación de saciedad,también contiene azúcares (fructosa), minerales dentro de los que se destacan el potasio y magnesio, vitaminas antioxidantes como la A en forma de carotenos, encontrándose en mayor cantidad licopeno, responsable del color rojizo de la pulpa y en menor proporción también contiene vitamina C, la cual ayuda a la formación del colágeno de la piel y vitaminas B que ayudan en la regulación del sistema nervioso entre otras funciones.

Todas estas características hacen que sea nutritiva e ideal en tratamientos de reducción de peso ya que su contenido calórico es mínimo, llegando a 20 calorías cada 100 gramos.Debido a su alta sensibilidad a las bajas temperaturas no se recomienda conservarla a menos de 7-10 ºC. Su alto contenido acuoso hace de ella un excelente diurético, sobre todo para aquellas personas que requieran de los mismos como patologías renales o de las vías urinarias.

¿Las uvas pueden ser consumidas por personas diabéticas?

Uva-blanca

 

Uvas

 

Uva-negra

Para sorpresa de muchos la respuesta es positiva, pero en cantidad limitada.

Las uvas pertenecen a la clasificación botánica de las bayas. Son una de las frutas mas antiguas y existen en gran variedad en el mundo. Se dividen en dos tipos: las blancas y las tintas. Ambas se diferencian por el color de su hollejo los cuales son amarillo y rojo o morado.

De éstas , surgen diferentes vinos que van en una amplia gamma de blancos a tintos. También la uva es el ingrediente básico de otras bebidas alcohólicas como el Coñac y la Champaña. También integran diferentes preparaciones como salsas, rellenos , ensaladas mezcladas con frutas, verduras y granos. Se pueden preparar tartas, mermeladas y jaleas.

Al momento de comprarlas prefiera uvas carnosas de buen color y bien sujetas al racimo. Las uvas blancas o verdes son más dulces cuando los granos tienen tintes amarillos o color ámbar. Los racimos rojos deben de tener color parejo. Ambos racimos deben tener su tallos verdes y flexibles.

Dentro de su composición nutricional se encuentran azúcares como glucosa y fructosa, vitaminas como el ácido fólico y la B6, minerales como potasio y magnesio. También contienen sustancias favorables para la salud como lo son los flavonoides y los taninos responsables del color, aroma y textura. Son ricas en fibra por lo que son laxantes naturales.

Las personas con diabetes en su plan diario de alimentación tienen indicadas determinadas porciones de frutas, pero lo que no deben olvidar es cuanto es la porción de uvas, la que se considera entre 12 a 15 unidades para sustituir por ejemplo una naranja, pera o durazno teniendo en cuenta su contenido de glúcidos.

¿Qué son las bebidas energizantes?

bebidas-energizantes

Las bebidas energizantes o energéticas son bebidas analcohólicas, gasificadas, que están compuestas de cafeína, hidratos de carbono de distinta velocidad de absorción, así como también de vitaminas, minerales, aminoácidos, extractos vegetales, acidulantes, saborizantes, colorantes y conservantes. Éstas bebidas se manifiestan como un alimento funcional ya que son elaboradas con un fin específico, el cual es brindar al consumidor vitalidad en aquellos momentos en que la persona lo crea necesario, ya sea para actividades de extrema actividad física o esfuerzos físicos o mentales, regenerando el de agotamiento y la fatiga, aumentando la habilidad mental y desintoxicando el cuerpo. La idea de éstos alimentos funcionales no es sustituir ningún alimento natural, sino proporcionar de forma adicional los beneficios buscados por el consumidor.

Uno de los ingredientes en común que tienen este tipo de bebidas es la cafeína, la cual puede encontrarse de diferentes formas según la bebida y puede generar dependencia. Aparte de ésta también podemos encontrar otros componentes como ginseng, guaraná, creatina, ginkgo biloba, entre otros. Éstas bebidas no son recomendadas ni para todas las personas ni para todas las circunstancias, ya que pueden tener efectos desfavorables para personas con sensibilidad a la cafeína, hipertensión, personas con patologías cardíacas o diabéticos. También es de destacar que para el consumo de las mismas se requiere de una buena alimentación y buen nivel de actividad física.

Las bebidas energéticas son fácilmente confundibles con las bebidas colas como Pepsi y Coca Cola u otras gaseosas, debido a que presentan el mismo color, pero difieren en su función, ya que mientras las bebidas energizantes fueron elaboradas con el fin de revitalizar el agotamiento físico y mental, las otras se encargan refrescar el organismo, por lo que con respecto a su composición solo coinciden en el contenido de cafeína y no en el resto de los componentes.